Fútbol

publicidad
27 de junio de 2012 • 10:16

Andrea Barzagli, el león italiano ruge de nuevo

 

Andrea Barzagli se ha consolidado como el nuevo jefe de la defensa italiana, a sus 31 años, después de un recorrido tortuoso y algo irregular, con lo que está llamado a ser el líder del equipo atrás en el duelo del jueves ante Alemania en semifinales de la Eurocopa.

'Barzaglione' es el rey de la defensa. El "León" (Leone, en italiano) es quien mejor conoce a Thomas Müller y al resto de jugadores de la Mannschaft, con los que tuvo la oportunidad de enfrentarse varias ocasiones cuando jugó en el Wolfsburgo alemán, durante dos temporadas y media (2008-enero 2011).

Fue campeón del mundo en 2006 jugando en aquel torneo dos partidos, pero luego desapareció de la Nazionale durante tres años, de 2008 a 2011, antes de volver con fuerza y consolidarse como un pilar importante del equipo.

Es tan clave para Cesare Prandelli que el seleccionador lo mantuvo en el grupo para la Eurocopa pese a que se lesionó el 4 de junio en un entrenamiento, sufriendo un desgarro en el gemelo izquierdo, que inicialmente le tendría que haber dejado de baja unos veinte días.

"Haremos todo lo posible para recuperarlo a tiempo. Merece la pena", había comentado el médico Enrico Castellacci.

El jugador se fue recuperando antes de lo esperado y pudo ya jugar en la tercera jornada de la fase de grupos, contra Irlanda el 18 de junio.

Sin él, Italia había pasado a jugar con cinco defensores. Desde su vuelta, la zaga ha vuelta a ser de cuatro y no ha recibido ningún gol.

Controló especialmente bien a la estrella inglesa, Wayne Rooney, en el partido de cuartos de final (victoria 4-2 en penales tras empate 0-0) y podría ser el encargado de neutralizar al centrodelantero alemán el jueves, que podría ser Miroslav Klose, con el que ya ha coincidido en la Bundesliga y en la Serie A, ya que el veterano atacante germano juega ahora en la Lazio.

A sus 31 años, suma 31 partidos como internacional. Barzagli fue medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas-2004 con el equipo nacional de jóvenes y jugó su primer encuentro con la absoluta el 17 de noviembre de ese año, ante Finlandia (1-0).

Parecía tener reservado un lugar casi fijo en la Squadra Azzurra e incluso fue titular con Roberto Donadoni al principio de la Eurocopa-2008, después de la baja de Fabio Cannavaro justo antes del torneo, pero Barzagli perdió su lugar tras el naufragio en el primer encuentro contra Holanda (3-0).

No jugó con la selección entre el triunfo 2-1 sobre Chipre el 6 de septiembre de 2008, en las eliminatorias para el Mundial-2010, y el Serbia-Italia (1-1) del 7 de octubre de 2011, en las eliminatorias para esta Eurocopa.

Marcello Lippi (2008-2010), en su segunda etapa tras el paréntesis de Donadoni (2006-2008), no confiaba en él y no contó con él para la Copa del Mundo de Sudáfrica, donde los italianos se fueron en la primera fase, en una llave donde paraguayos y eslovacos lograron los dos billetes en juego.

Prandelli quedó muy satisfecho con sus actuaciones y poco a poco se asentó de nuevo en el equipo, ayudando por su papel de patrón de la mejor defensa italiana esta temporada, la de la Juventus de Turín, campeón liguero con sólo 20 tantos recibidos.

En su carrera de clubes, Barzagli tuvo una primera buena campaña en la Serie A, en el Chievo de Verona (2003-2004). Pasó luego cuatro años en el Palermo (2004-2008), antes de fichar por el Wolfsburgo alemán, con el que fue campeón de la Bundesliga en su primer año.

Una buena señal antes de enfrentarse a los alemanes.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.