Fútbol

publicidad
07 de agosto de 2012 • 15:47

Belo Horizonte, la ciudad aventajada en organización del Mundial Brasil-2014

 

La ciudad brasileña de Belo Horizonte se ha escapado de la reprimenda de la FIFA por los retrasos en los preparativos para el Mundial 2014, pero su joven coordinadora ejecutiva, Flavia Rohlfs, señaló a la AFP que espera que no sólo se conozca a la urbe por esa circunstancia.

Flavia Rohlfs, que fue reclutada por el alcalde Belo Horizonte, donde la compañía Vale tiene su segunda explotación minera más grande, señalo que esta ciudad tenía la esperanza de convertirse en la sede de la final al tener una situación geográfica ideal.

Finalmente, Belo Horizonte acogerá seis partidos, incluyendo un choque de segunda ronda y una semifinal con Brasil siempre que la anfitriona termine primera de su grupo, así como tres encuentros des la Copa Confederaciones del año que viene, que servirá como ensayo al gran acontecimiento de 2014.

Rohlfs, que ha estado en Londres para presenciar los Juegos Olímpicos, señaló que la razón de que Belo Horizonte sea una excepción entre las ciudades anfitrionas con respecto a la preparación de las instalaciones es que comenzó a trabajar antes incluso de que se se anunciara que Brasil acogería el Mundial.

"No estamos haciendo nada especial para la Copa del Mundo, lo que intentamos hacer es mejorar nuestra ciudad", declaró a la AFP.

"Tratamos de poner la infraestrucutra en su lugar, como los transportes, para que nos resulten beneficiosos en los años venideros", añadió.

"Cuando fuimos al Gobierno Federal nosotros teníamos los planes preparados y fuimos los primeros en recibir fondos en forma de préstamos financieros. La mayoría de las ciudades pensó cómo hacer frente al Mundial después de que fuera concedido", explicó Rohlfs.

"Estamos a tiempo, las 64.000 plazas del aforo del estadio Minerao se completarán el 21 de diciembre y el resto de proyectos estará listo a finales del año que viene", comentó la coordinadora.

Además del Minerao -sede del Atlético Mineiro, donde juega Ronaldinho, el que fuera mejor futbolista del mundo-, los proyectos principales de transporte son tres nuevas líneas de BRT (Bus Rapid Transport, un metro exterior con ruedas) y dos carreteras principales.

Rohlfs espera que las previsiones de 200.000 turistas 'futbolísticos' sean muchos más en la ciudad que New York Times calificó como "la capital mundial de los bares" (tiene 12.000).

"Es una ciudad perfecta para los turistas y para que los aficionados al fútbol se queden. Está en el centro de Brasil y tiene un clima perfecto, ya que en el sur hará frío y en el norte un calor extremo", explicó Rohlfs sobre las bondades de su ciudad.

"La temperatura también será buena para los jugadores (21 grados de media) y hay una gran vida nocturna, así como una gran tradición futbolística con tres equipos", comentó la brasileña.

Rohlfs también advirtió de que ya había empezado las negociaciones con los hoteleros de la ciudad para evitar que los precios suban excesivamente durante el Mundial.

"Sao Paolo y Rio son más caros que Belo Horizonte, y hemos trabajado mucho con los hosteleros para hacerles ver que esto no es una oportunidad a corto plazo, es una apuesta para una nueva etapa", dijo la joven.

Además, Rohlfs comentó que, a diferencia de Rio, Belo Horizonte garantiza la seguridad a las personas que se queden en la ciudad.

"Es una ciudad segura, queremos que todos los que tengan pensado viajar sepan que hemos invertido una gran cantidad en seguridad y que estamos construyendo un nuevo centro operativo", concluyó Rohlfs.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.