actualizado a las 16:29

Los jugadores violentos que pasaron por el fútbol peruano

José Luis Carranza es ahora asistente técnico de Universitario junto a 'Chemo' del Solar Foto: Miguel Bustamante / Terra Perú
José Luis Carranza es ahora asistente técnico de Universitario junto a 'Chemo' del Solar
Foto: Miguel Bustamante / Terra Perú
 

En el fútbol encontramos jugadores de todo tipo. Existen los habilidosos que riegan su fútbol con talento por todas las canchas, pero también están los jugadores como el portugués Pepe del Real Madrid, quienes apuestan por el juego fuerte para ganarse el respeto de sus rivales, pero cayendo muchas veces en agresiones innecesarias.

En su momento, el fútbol peruano tuvo algunos  jugadores de este tipo y Terra te cuenta quiénes fueron.

Samuel Eugenio: Fue un recio defensa central de Universitario en la década de los 80. Se le recuerda porque en un Universitario - Sporting Cristal jugado en 1984 le rompió la tibia y el peroné al celeste Enrique Boné. Desde ese momento las hinchadas rivales le empezaron a gritar matón y asesino.

Cedric Vásquez: Fue un jugador peruano que junto a su hermano Christian tuvo una corta carrera en el fútbol profesional. Jugó en Deportivo San Agustín, Alianza Lima y Defensor. El volante central disputó la Copa América Argentina 87, y fue precisamente ante los albicelestes el choque en el que mostró toda su agresividad ante Claudio Paul Caniggia.

José Luis Carranza: Aunque fue uno de los ídolos de Universitario en los años noventa, José “El puma” Carranza fue considerado por muchos hinchas como un jugador violento por su excesivo temperamento para disputar las pelotas divididas.

Martín Rodríguez: El ‘León’ fue otro jugador que nunca pudo controlar su excesivo temperamento. Rodríguez fue un volante de gran despliegue, pero rústico y con poca técnica en el trato del balón. Por eso sus faltas violentas quedaron en la memoria de la gente.

Fernando Ochoaizpur: Volante argentino que jugó en Universitario en 1997. Tiene una estadística impresionante: 13 tarjetas amarillas y 3 tarjetas rojas recibió en sus 21 partidos con la camiseta crema. Se nacionalizó boliviano y jugó en la selección de ese país. Sin lugar a dudas fue uno de los jugadores más violentos que pasó por el fútbol peruano.

Carlos Barrionuevo: En el 2001, Estudiantes de Medicina contrató al argentino Carlos Barrionuevo. Debido a sus buenas actuaciones fue contratado por Alianza Lima en el 2003, donde se hizo conocido por su juego fuerte. En una de las prácticas del conjunto blanquiazul agredió a uno de los hermanos Quinteros.

Terra