Goles opuestos: Messi la coloca, Cristiano fusila