Guerrero y Ramírez se divierten en práctica del Corinthians