Apertura

publicidad
08 de mayo de 2013 • 21:00 • actualizado a las 21:46

La U campeón de Copa Chile tras vencer en la agonía a la UC

Los azules ganaron en los descuentos.
Foto: Agencia UNO
 

Universidad de Chile se coronó campeón de la Copa Chile tras derrotar por 2-1 a Universidad Católica de manera agónica en un duelo que se jugó en el estadio Germán Becker de Temuco.

Los goles de los azules fueron obra de Isaac Díaz (3) y Juan Ignacio Duma (91), mientras que el gol de los cruzados fue obra de Ismael Sosa (13).

Con este triunfo, la U ganó, además del título, un cupo a la Copa Sudamericana 2013, certamen en donde hasta ahora el único elenco chileno clasificado es Colo Colo.

PARTIDAZO EN EL INICIO

El partido comenzó con la U yéndose con todo en busca del primer gol, el que conseguiría a los 3 minutos, cuando una mala salida de Andía le dejó el balón a Gustavo Lorenzetti quien habilitó a Díaz que batió con tiro cruzado a Cristopher Toselli.

Tras la apertura de la cuenta, los azules siguieron presionando en busca del segundo, pero fue la Católica quien llegaría a empatar las acciones, luego de una gran jugada colectiva que terminó en los pies de Sosa que derrotó a Johnny Herrera con el arco a su disposición.

UNA TARJETA QUE CAMBIÓ EL PARTIDO

De ahí en más, el cotejo se vivió de ida y vuelta, y jugado con mucha velocidad por ambos elencos. Sin embargo, todo cambiaría a los 27 cuando Gonzalo Sepúlveda le propinó una patada en plena cara a Lorenzetti, por lo que el juez Eduardo Gamboa expulsó al volante de la franja.

Luego, el primer tiempo siguió con la U aprovechando el hombre de más, pero sin poder concretar, mientras que la UC buscó salir rápido de contragolpe.

FINAL DE INFARTO

En el complemento, el juego se mostró muy equiparado en su inicio, con los azules proponiendo y los de la franja esperando a su rival y saliendo rápido de contragolpe.

Universidad Católica aguantó los embates de una U que siempre fue al ataque y así llegó el gol en los descuentos, merced a Duma, tras buena jugada colectiva. 

Así terminó el partido, con un elenco azul sumando un nuevo título y dándole así a su entrenador, Darío Franco, un respiro de cara a su continuidad.

Terra