publicidad
17 de septiembre de 2012 • 18:27 • actualizado el 17 de septiembre de 2012 a las 20:32

Lionel Messi cumple 12 años de haber llegado a Barcelona

Lionel Messi es la figura de Barcelona.
Foto: AFP
 
El 17 de septiembre de 2000, Lionel Messi y su padre, emprendieron la aventura a Barcelona, que seguramente jamás se imaginaron que viviría lo que hoy día se vive en el cuadro catalán y los éxitos logrados, tienen al argentino como el mejor jugador del mundo, así lo consideran varios expertos,
 
En el año 2000, varias cosas pasaban en Argentina, Fernando De la Rúa era el presidente, Néstor Kirchner gobernaba Santa Cruz, mientras que su esposa Cristina Fernández, actual mandataria argentina, era la vicepresidenta segunda de la Comisión Especial Investigadora sobre hechos ilícitos vinculados con el lavado de dinero en la Cámara de Diputados.
 
En el futbol Pablo Aimar comandaba al River Plate, mientras que Juan Román Riquelme hacía lo propio con Boca Juniors, en tanto que Marcelo Bielsa, era el entrenador de la selección albiceleste y el actual entrenador del representativo argentino, Alejandro Sabella, era auxiliar técnico de Daniel Passarella en la selección de Uruguay.
 
Lionel Messi sabía que las cosas no serían fáciles en Barcelona, tenía 13 años y una estatura apenas de 1.40 y venía de ser decepcionado por River Plate, que no se quiso hacer cargo del tratamiento de su problema de crecimiento.
 
Pero Messi siempre tuvo el apoyo necesario y su destino era convertirse en jugador de Barcelona; tuvo el apoyo de uno de los socios del club, Horacio Gagioli, que realizó las gestiones vía telefónica, para que el joven jugador pudiera ser visto por los visores catalanes.
Aunque las cosas no le fueron favorables en todo momento, ya que en aquel primer viaje a Barcelona, Carlos Rexach, director deportivo de Barcelona, no se encontraba en la ciudad y Lionel Messi no pudo ser observado y tuvo que esperar hasta octubre, donde ya nunca fue dejado por el club catalán.
 
Rexach cuando lo vio dijo: "Llegue con el partido empezado y no me dio tiempo a sentarme. Tenía claro que, si no le fichábamos, nos arrepentiríamos",
 
El vínculo entre Lionel Messi y Barcelona tardó y a la vez se dio de manera curiosa, ya que la familia del jugador comenzaba a impacientarse y en el mes de diciembre, Horacio Gaglioli y Carlos Rexach firmaron en una servilleta un acuerdo simbólico y en enero del 2001, Messi ya era de manera oficial jugador del FC Barcelona.
 
 
Con información de Clarín
Terra