Inter destituye a Ranieri y designa sustituto a Stramaccioni

 

El Inter de Milán anunció este lunes la destitución de su entrenador Claudio Ranieri por los recientes malos resultados, un día después de caer 2-0 ante la Juventus en la liga italiana, y designó como sustituto en el banquillo ''nerazzurri'' a Andrea Stramaccioni.

El campeón europeo y mundial de 2010 está atravesando una fuerte crisis y es sólo octavo en la Serie A, complicándose cada vez más su clasificación para las competiciones europeas de la próxima temporada, mientras que en la Liga de Campeones fue eliminado en los octavos de final por el Marsella francés.

"El presidente Massimo Moratti y todo el FC Internazionale agradece a Claudio Ranieri y a su cuerpo técnico su profesionalidad y los esfuerzos, sinceramente, en los meses en los que han estado con el equipo", afirmó el club en un comunicado.

"Andrea Stramaccioni estará desde mañana (martes) trabajando con el equipo en el centro deportivo Angelo Moratti", añadió.

La posible destitución de Ranieri venía rumoreándose en la prensa italiana desde que el equipo sufriera una inesperada eliminación ante el Marsella en la ''Champions'', el pasado 13 de marzo, un fracaso en toda regla para un equipo que confiaba en Europa para salvar una mala temporada en Italia.

Es el segundo entrenador destituido en el Inter de Milán esta temporada, ya que Ranieri sustituyó en el mes de septiembre a Gian Piero Gasperini, el hombre que había comenzado la temporada, pero que apenas duró unas semanas en el cargo, tras un mal inicio en la Serie A y la ''Champions'', además de la derrota frente al Milan en la Supercopa de Italia.

La salida de Ranieri tuvo lugar tras una reunión de dos horas entre Moratti, Marco Branca y Piero Ausilio, otros dos integrantes del cuerpo directivo del club, que finalmente optaron por el relevo en el banquillo.

Desde la marcha del portugués José Mourinho tras una gran temporada coronada con los títulos nacional y europeo en 2010, el Inter no ha conseguido encontrar un reemplazo convincente.

Primero optó por el español Rafael Benítez, ex del Valencia español y del Liverpool inglés, pero el técnico, que pudo guiar al equipo al título en el Mundial de Clubes de Abu Dabi de 2010, abandonó el club después de ese éxito en los Emiratos Árabes Unidos, tras acusar al club de mentirle con los fichajes.

El brasileño Leonardo fue quien tomó las riendas del equipo poco después y el equipo fue mejorando, hasta poder lograr el objetivo de clasificarse para la Liga de Campeones.

Su marcha al París Saint Germain como director deportivo obligó a buscar otro técnico y se optó por Gasperini, que fracasó estrepitosamente en su aventura en la capital lombarda.

Stramaccioni, un técnico de la casa, será el encargado de terminar la temporada, avalado por su buen trabajo en las categorías inferiores del club, donde ha llevado este fin de semana al título a los juveniles del Inter Primavera en el torneo Next Generation Series.

Por ello, antes de anunciarse el despido de Ranieri, fue preguntado sobre si aceptaría la llamada de Moratti para pasar a dirigir al primer equipo, a lo que él había respondido: "Si Moratti me llama, yo respondo. Es mi presidente y siempre le cogeré el teléfono".

Ranieri es el decimosexto entrenador destituido esta temporada en la Serie A. En el pasado dirigió, entre otros, a clubes italianos como la Fiorentina, la Juventus o la Roma, pero también a extranjeros como el Valencia y el Atlético de Madrid en España o el Chelsea en Inglaterra.

El desafío para Stramaccioni está claro: ser capaz de rejuvenecer a un equipo que en 2010 lo ganó todo, pero que desde entonces ha ido de decepción en decepción.

bur/dr

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.