Jugador de Livorno fallece tras sufrir infarto en partido

Los médicos atienden al jugador del Livorno, Piermario Morosini, quien yace en el césped tras sufrir un infarto en un partido contra Pescara por la Serie B el sábado, 14 de abril de 2012, en Pescara, Italia. Morosini falleció.  Foto: Cristiano Chiodi, Lapresse)  / AP
Los médicos atienden al jugador del Livorno, Piermario Morosini, quien yace en el césped tras sufrir un infarto en un partido contra Pescara por la Serie B el sábado, 14 de abril de 2012, en Pescara, Italia. Morosini falleció.
Foto: Cristiano Chiodi, Lapresse) / AP
 

El volante del Livorno, Piermario Morosini, falleció el sábado tras sufrir un infarto durante un partido contra Pescara por la Serie B. Tenía 25 años.

Edoardo De Blasio, un cardiólogo del hospital Santo Spirito de Pescara, confirmó el deceso y dijo que "desafortunadamente él ya estaba muerto cuando llegó al hospital. No recuperó la consciencia".

Morosini cayó al césped a los 31 minutos y recibió atención médica urgente en la cancha. Los médicos utilizaron un desfibrilador para atender al futbolista.

Morosini llegó al Livorno cedido a préstamo por Udinese.

Uno de los atendió a Morosini en la cancha antes de la llegada de la ambulancia dijo que el jugador nunca recuperó la consciencia.

"El corazón de Morosini nunca volvió a latir", señaló Leonardo Paloscia. "Desde que llegué, nunca dio señales de resucitar, ni en su respiración ni en los latidos del corazón. Cuando llegué, todo había detenido".

"Nadie puede decir cuál fue la causa, creo que no se sabrá nada hasta la autopsia", agregó.

La autopsia posiblemente se realizará el lunes. Todos los partidos del fútbol italiano del fin de semana fueron cancelados de inmediato.

"Estamos viviendo un drama", señaló el gerente general del Pescara, Danilo Iannascoli.

El incidente se produjo menos de un mes después que el volante de Bolton, Fabrice Muamba, sufrió un infarto durante un partido contra Tottenham por la Copa de la FA. Muamba permanece en la unidad de cuidados intensivos de un hospital en Londres.

Las autoridades abrirán un expediente sobre la muerte de Morosini, especialmente sobre un vehículo de la policía que bloqueó la entrada de la ambulancia al estadio, lo que provocó su retraso, mientras los jugadores y dirigentes gesticulaban con urgencia para que llegara la atención médica.

"Al principio no sabíamos la gravedad de la situación", señaló el portero del Pescara, Luca Anania. "Corrí de inmediato al terreno de Livorno, donde Morosini había caído".

"Había mucha confusión y me pareció que también hubo algo de retraso en la llegada de la ayuda, porque dijeron que la ambulancia no podía entrar a la cancha porque la entrada estaba bloqueada por otro vehículo. Algunos de mis compañeros ayudaron a sacar la camilla hasta la ambulancia".

El partido fue suspendido con Livorno al frente 2-0, y varios jugadores salieron de la cancha llorando.

"Sólo lágrimas. No hay palabras para expresar lo que sentí cuando me enteré de la muerte de Piermario Morosini", escribió en su cuenta de Twitter el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Morosini comenzó en las divisiones inferiores del Atalanta antes de irse al Udinese. Su madre murió cuando tenía 15 años, y su padre dos años después. También perdió a un hermano, lo que lo dejó sólo con una hermana mayor.

"Era fantástico, siempre trataba de ayudar a su familia", comentó el director de la academia del Atalanta, Mino Favini. "Era un muchacho fantástico que siempre ayudaba a todos. Vivía por su familia, pero era un hombre con mala suerte".

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.