La 'broma' de Galliquio fue noticia en todo el mundo