publicidad
16 de julio de 2012 • 11:06

Messi, actual 'Balón de Oro', en su primera pretemporada en muchos años

 

El astro argentino Lionel Messi, vigente 'Balón de Oro', iniciará mañana con el FC Barcelona la tradicional pretemporada de verano, un hecho escasamente frecuente para el jugador, debido al intenso calendario deportivo con el que ha debido de cargar.

A excepción de la pretemporada del verano del 2009, Messi ha estado siempre ausente en el arranque de pretemporada de su equipo. Aquel verano, el futbolista tenía una semana de vacaciones de más, pero la rechazó para incorporarse con sus compañeros.

En la anterior, en el 2008, la primera de temporada de Josep Guardiola con el primer equipo azulgrana, el argentino acabó abandonando el trabajo para incorporarse con su selección para participar en los Juegos de Pekín, donde alcanzó el oro.

La preparación del mejor jugador del mundo en los últimos años ha sido una obsesión para el Barcelona, ya que antes de la entrada de Guardiola, Messi era un habitual de la lista de bajas por lesiones, algunas musculares de cierta relevancia.

Así, con Guardiola como entrenador barcelonista hasta el pasado junio, una serie de cambios en los hábitos alimenticios y de comportamiento físico en el campo han llevado a Messi a vivir alejado de la lista de bajas por problemas físicos, al margen de entradas de rivales que sí que le han comportado algún inconveniente.

Antes de recalar Guardiola en el primer equipo, Messi padeció una temporada 2007-08 para olvidar con una primera lesión en noviembre del 2007 cuando en un Australia-Argentina padeció una contractura en los isquiotibiales. No fue nada este percance comparado con los problemas en el bíceps femoral que la acecharían meses después.

Poco antes de finalizar el 2007, en el Valencia-Barça el argentino sufrió una rotura del bíceps femoral de la pierna izquierda que le alejó un mes de los campos.

Aquella misma temporada, pero a principios de marzo del 2008, el barcelonista volvió a caer lesionado, esta vez en el Barça-Celtic. Otra vez una rotura en el bíceps femoral que acabó con el joven llorando en el césped y con otro mes de baja.

Con el nuevo Barça de Guardiola, no sólo Messi, sino otros barcelonistas vieron reducir drásticamente sus lesiones musculares, gracias a unos hábitos más saludables con la comida.

Aquella temporada, en el expediente de Messi sólo se encuentra unas molestias en el cuádriceps de la pierna derecha a mediados de octubre, hecho que confirmó que el cuidado a Messi, y la obsesión de los entrenadores y preparadores para que los barcelonistas alertasen de cualquier molestias, dieron sus frutos.

A pesar de las buena respuesta del argentino en las últimas temporadas (el año pasado no se perdió ningún partido por lesión, ni cayó lesionado), sus ausencias en las pretemporadas han generado muchos quebraderos de cabeza en la entidad catalana, por si el jugador acabaría notando la falta de rodaje por no participar en el trabajo colectivo en verano.

La pretemporada pasada no pudo participar en las primeras semanas de trabajo del Barcelona después de haber jugado en la Copa América, mientras que en la anterior (2010-11), el argentino retrasó su llegada, igual que el resto de internacionales, por la disputa del Mundial de Suráfrica.

Después de unos cuantos veranos sin Messi en el arranque de la pretemporada, el Barcelona volverá a tener a su mejor jugador en el primer día de entrenamiento, que se llevará a cabo mañana en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí, después de que hoy los catorce barcelonistas disponibles se hayan sometido a la tradicional revisión médica.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.