Porristas calientan el clásico del fútbol peruano