Fútbol

publicidad
25 de octubre de 2013 • 08:16

Segundo golpe de nocaut para Jorge Dely Valdés y Panamá

En menos de un mes, el técnico de Panamá Sub-17 Jorge Dely Valdés recibió dos golpes de nocaut al estilo Mano de Piedra Durán: vivó en carne propia la eliminación para Brasil-2014 como ayudante de su hermano Julio y ahora se despidió de Emiratos-2013 con tres derrotas.

"No estamos en el Mundial buscando revancha", afirmó Jorge al llegar a tierra emiratí con cierto retraso del traspié en la última fecha del Hexagonal de la Concacaf, en la que Panamá dejó escapar el boleto a repechaje faltando dos minutos, cuando Estados Unidos le dio vuelta el pleito y le dio una gran mano a México.

"Aunque es normal que eso está en nuestra cabeza", agregó el seleccionador de 46 años.

Sin embargo, cualquier protagonista del ambiente del balompié repite que el fútbol siempre da revancha, y rápido. Para Jorge lo era, pero al final no se pudo sacar la espinilla.

"No esperaba perder los tres partidos. Marruecos es un muy buen equipo, lo conocíamos, y puede llegar lejos", reconoció el DT.

La derrota 4-2 ante Marruecos, la víspera, terminó de enterrar cualquier mínima esperanza que quedaba después de arrancar con caída 2-0 ante el campeón asiático Uzbekistán y Croacia (1-0).

Panamá acabó último de su grupo C, con tres derrotas al hilo.

Dely Valdés había anunciado que el objetivo de Panamá Sub-17 era alcanzar los cuartos de final, para superar la barrera de los octavos, alcanzada en su primera participación mundialista hace dos años en México, con Jorge a la cabeza.

Sus esperanzas estaban sostenidas en el proyecto de año y medio que llevó adelante, buscando talentos por todo el país, en lo que significó una innovación a la hora de formar un seleccionado juvenil. Pero sus pupilos no le terminaron respondiendo.

"Esta fue nuestra segunda participación mundialista en esta categoría. En la edición anterior logramos clasificar a octavos y en esta era la ilusión pasar a la siguiente ronda. Me quedo con la entrega de los muchachos, han hecho un gran esfuerzo", dijo.

Jorge Dely Valdés tiene ganas de seguir haciendo crecer a estos muchachos, que en el futuro serán relevo de la Mayor.

"El trabajo continúa y ellos van a seguir con el proceso, les toca ahora crecer y formar la Sub-20. Están aprendiendo, esto es una experiencia que por segunda vez tenemos y les deja enseñanza", rescató el Gemelo.

"No esperaba perder los tres paridos. No tenemos queja de la organización, todo ha estado a tiempo y bien, hemos sido bien atendidos". Resumió el técnico, evitando echarle la culpa a algo o alguien.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.