Sin el 'Diente' López, la Sub-20 de Uruguay pierde colmillo en ataque

 

No fue sorprendentemente titular, pero desde que saltó al campo a falta de media hora, Nicolás López dinamizó el juego ofensivo de Uruguay y estuvo muy cerca de evitar la derrota ante Croacia (1-0), con la que su equipo se estrenó con mal pie en el Mundial Sub-20 el domingo.

Si algo dejó claro este primer partido es la importancia de López como referente ofensivo, como ya había demostrado en el Sudamericano de principios de año, siendo el máximo goleador del torneo (6) y permitiendo al equipo conseguir la tercera plaza y con ella el billete mundialista.

La suplencia de López se debió simplemente a una "decisión técnica" de Juan Verzeri, sin que el jugador esté lesionado o tenga ningún problema físico, confirmó a la AFP un portavoz del equipo desde la concentración de Bursa.

Uruguay comenzó el partido con Diego Rolan y Felipe Avenatti, pero la fórmula no funcionó y el equipo estuvo desaparecido en ataque, sin apenas llegada al área de los balcánicos, que se habían adelantado en el 40 con un detalle de clase de Ante Rebic.

La entrada en el 66 de Nicolás López por Avenatti marcó un antes y un después, y el 'Diente', que se incorporó a la preparación del equipo tras su temporada con la Roma italiana, revolucionó el partido.

Sólo la mala fortuna impidió que consiguiera al menos el empate para Uruguay, con buenas oportunidades, especialmente una en el 70, poco después de haber entrado en el partido, cuando recibió de Diego Laxalt y con un fuerte derechazo estrelló el balón en la portería del equipo croata.

En los últimos minutos también demostró una gran motivación para buscar siempre los espacios en la muralla de los balcánicos, pero el arquero Oliver Zelenika y la falta de apoyos hicieron que su misión no tuviera éxito.

Nico López, señalado por muchos como una de las futuras grandes estrellas de la Celeste, ya había demostrado en los últimos meses lo importante que es para la selección Sub-20 del país.

Nacido hace 19 años en Montevideo y formado en Nacional, destacó en el torneo Punta Cup con 12 goles y debutó ya unos días después en la primera categoría uruguaya con 17 años, en abril de 2011.

Unos meses más tarde cerró su incorporación a la Roma italiana, con cuyo primer equipo debutó a principios de la temporada 2012-2013, la recién terminada, consiguiendo incluso marcar en el día de su estreno ante el Catania.

Es uno de los cuatro jugadores del plantel Sub-20 presente en Turquía que juegan fuera del país.

El equipo se había clasificado en el Sudamericano de la categoría a principios de año, en un torneo donde López fue el máximo anotador (6) y consiguió tantos importantes, como el que sirvió para ganar 3-2 en el descuento a Brasil en la primera fase o con el que se selló la clasificación mundialista ante Ecuador (1-0).

Su nombre suena desde entonces como una de las grandes esperanzas para el futuro de la selección charrúa, como relevo de los Diego Forlán, Luis Suárez y Edinson Cavani del momento actual, que también pasaron por el Mundial Sub-20, sin poder conducir al equipo a un título que se le resiste.

Uruguay, tras la derrota del debut, se complica el camino hacia octavos de final, pero todavía tiene margen para la reacción, empezando por el siguiente partido, el miércoles, que será contra la teórica 'Cenicienta' del grupo, Nueva Zelanda, que también perdió el domingo en su debut en Turquía-2013.

Para el sábado quedará la tercera y última jornada, contra Uzbekistán, una de las incógnitas del torneo, que arrancó con un sólido 3-0 sobre los neozelandeses.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.