Juegos Paralímpicos

publicidad
09 de septiembre de 2012 • 07:57

Alex Zanardi vive un final agridulce en los Paralímpicos

El expiloto de F1 ganó el oro en la carrera de handbike de los Paralímpicos
Foto: AP
 

Probablemente ofreció una de las más memorables imágenes de los Juegos Paralímpicos, además de haber conseguido una medalla de oro, pero a pesar de ello, el final de la competencia será agridulce para Alex Zanardi.

El otrora piloto de Fórmula Uno, que perdió sus piernas en un terrible accidente en una carrera en 2001, se convirtió en campeón en la pista de nuevo esta semana. El italiano de 45 años compitió en handbike, modalidad en que un triciclo es impulsado por los brazos.

Sin embargo, no es la sensación de haber ganado la que más extrañará Zanardi —sino las incontables horas de arduo trabajo y planeación meticulosa que lo llevó hasta aquí.

"Por supuesto, estoy muy muy feliz, pero este momento también me provoca un poco de tristeza porque este fin de semana será el final de una gran aventura que he tenido la fortuna de experimentar", dijo Zanardi.

Zanardi reflexionó sobre el significado que tendrá su logro el lunes, cuando los Juegos hayan concluido.

"Cuando uno tiene alrededor de 20 años, piensa siempre que el campeonato, la victoria es lo único que importa", dijo. "Pero 20 años después uno dice 'recuerdo cuando estaba ahí con mis mecánicos, con mi ingeniero, hablando del auto, yendo por una pizza, con mi equipo (acomodando) mi asiento y (pasando) tiempo con ellos'''.

Zanardi sumó un segundo oro individual en una pista de carreras el viernes, pero la primera será la más ampliamente recordada.

En una de las imágenes más recordadas de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, se bajó de su triciclo luego de ganar la contrarreloj el miércoles, se sentó en la pista y, con una mano, levantó su triciclo en el aire. Parecía que no pesaba nada en comparación con lo que costó llevarlo a la pista al principio.

Las victorias en Brands Hatch, la pista de Londres en la que él alguna vez ya había corrido autos, fue el sorprendente marco del periplo del italiano.

El dos veces campeón de la CART perdió el control tras salir de un repostaje el 15 de septiembre de 2001, cruzándose en el paso del piloto canadiense Alex Tagliani.

Zanardi recordó que, en el momento más duro de su rehabilitación, tuvo mucho significado escuchar a alguien con prótesis que le dijo que podría volver a caminar. Zanardi no va por la vida diciendo que es una inspiración, pero sabe de primera mano que la gente que tiene que superar retos así se consuela al verlo a él superarse, en lugar de sólo escuchar que pueden hacerlo.

"Puedo imaginarme que quizá mucha gente que me ve haciendo esto —de alguna manera, en contra de las probabilidades— dirán, 'si Zanardi hizo esto, puedo intentarlo. Yo puedo intentarlo''', dijo el italiano a The Associated Press.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.