Juegos Paralímpicos

publicidad
28 de agosto de 2012 • 10:56 • actualizado a las 12:08

Camboya lucha ante la diferencia tecnológica en Pralímpicos

Londres busca tener los mejores Paralímicos de la historia.
Foto: AFP
 

Camboya tiene el mayor porcentaje mundial de amputados en su población, pero solo tendrá un representante en los Juegos Paralímpicos de Londres después de que sus atletas no puedan gozar de las prótesis necesarias para competir contra los países más ricos.

Thin Seng Hon, nacida con una atrofia en una pierna, será la única representante de su país en los Juegos de Londres (del 29 agosto al 9 de septiembre), donde participará en los 100 y 200 metros en categoría de deportistas amputados por debajo de la rodilla.

La menuda atleta, de sonrisa tímida, se entrena en una pista de tierra y divide su tiempo entre el deporte y su trabajo a tiempo completo en una tienda de recuerdos, en la que gana 120 dólares al mes.

"No tengo esperanzas de ganar una medalla", reconoció la atleta, de 28 años, al finalizar un entrenamiento en el estadio olímpico de Phnom Penh, consciente de que sus adversarias dispondrán de "prótesis más modernas", mucho más caras que la suya.

Con una prótesis de 2.500 dólares que ella llama su "pierna de la buena suerte", conquistó varias medallas en campeonatos regionales el año pasado, aunque no puede aspirar a firmar actuaciones como las de sus rivales.

El aparato no fue concebido para la velocidad y no afronta bien los golpes. El entrenador de Seng Hon denunció una diferencia tecnológica entre su corredora y las demás atletas, que utilizan "mejores" prótesis que "valen decenas de miles de dólares".

Pero, al menos, la deportista camboyana tiene la oportunidad de participar en los Juegos londinenses. A pesar de no obtener la marca mínima para la cita paralímpica, estará presente en el acontecimiento deportivo gracias a una invitación ('wild card').

Unos 25.000 camboyanos han perdido un miembro en una de las minas heredadas de décadas de guerra, según la organización Halo Trust. A ellos se añaden ahora las víctimas de accidentes en la carretera y de enfermedades en uno de los países más pobres del mundo.

Los deportistas se indignaron por el hecho de que solo recibieron una invitación para los Juegos Paralímpicos, que en Londres tendrá una participación histórica de 4.200 atletas, procedentes de 166 nacionalidades, para 503 medallas de oro.

"Si no podemos participar, nunca sabremos lo buenos que son los atletas de los grandes países y no aprenderemos de ellos", afirmó Van Vun, corredor en silla de ruedas, que teme un deterioro irreversible del deporte paralímpico en su país.

Paralizado por la poliomielitis cuando tenía tres años, consiguió dos medallas de plata en los Juegos del Sudeste Asiático de 2011 en Indonesia, en los que Thin se colgó una medalla de oro y otras dos de plata.

El Comité Paralímpico Internacional (CPI) indicó que recibió miles de solicitudes pero que solamente podía otorgar 61 invitaciones a 50 naciones en fase de desarrollo.

"Al final, los Juegos Paralímpicos constituyen un acontecimiento para la élite deportiva y queremos que los mejores atletas del mundo estén presentes", justificó el portavoz del CPI, Craig Spence.

El abismo tecnológico existe, pero el Comité puso en marcha un reglamento que permite "intentar nivelar las oportunidades".

Los países en vías de desarrollo viajarán a Londres con cientos de representantes, aunque con solo "dos o tres atletas", mientras que Gran Bretaña presentará 300 deportistas y China 280.

Aunque las opciones de medalla para Camboya son escasas, Thin no pierde el entusiasmo que supone formar parte de un macroevento deportivo como los Juegos de Londres. "Estoy impaciente, voy a dar lo mejor de mí, soy la única atleta (de Camboya) que participará", concluyó.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.