Multitud invade las calles de Londres para festejar medallas