publicidad
17 de junio de 2012 • 22:26

91-85. Los "Big Three" dan a los Heat la ventaja ante los Thunder

 

La aportación ofensiva de los "Big Three" y una gran defensa fue la combinación perfecta que permitió a los Heat de Miami vencer por 91-85 a los Thunder de Oklahoma City en el tercer partido de las Finales de la NBA.

La victoria dejó a los Heat con la ventaja de 2-1 en la serie que disputan al mejor de siete partidos; el cuarto se jugará el próximo martes en el mismo escenario del American Airlines Arena, de Miami.

El alero LeBron James con un doble-doble 29 puntos, incluidos 16 en la primera mitad, 14 rebotes y tres asistencias volvió a ser el líder del ataque de los Heat, que como sucedió en el segundo partido acertaron siempre con los puntos decisivos.

Las acciones de James permitieron a los Heat remontar una desventaja de 10 puntos que tuvieron en la segunda parte. Un ejemplo, un segundo tiro de personal a falta de 16 segundos (89-85) para concluir el partido.

Los Thunder no pudieron mantener el balón en la siguiente posesión al perderlo, y el escolta Dwyane Wade, desde la línea de personal, sentenció con otros dos puntos y parcial de 91-85, que luego sería definitivo.

Wade confirmó que ha superado la crisis de juego y mantuvo de nuevo la eficacia en el ataque al aportar 25 puntos, 14 en la segunda mitad, capturó siete rebotes y repartió siete asistencias.

El ala-pívot Chris Bosh los apoyó con su juego dentro de la pintura y bajo los aros al lograr un doble-doble de 10 puntos y 11 rebotes.

Los Heat dominaron de nuevo a los Thunder en las acciones bajo los aros al capturar 45 rebotes por 38 del equipo de Oklahoma City.

El alero Kevin Durant se mantuvo como líder encestador de los Thunder al conseguir 25 puntos, seis rebotes y dos tapones, pero esta vez no pudo ser decisivo en la segunda parte al anotar 12 tantos.

Mientras que el cuestionado base Russell Westbrook siguió sin ser decisivo para los Thunder y sus 19 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias no impidieron la derrota de su equipo.

El pívot Kendrick Perkins logró un doble-doble de 10 puntos y 12 rebotes, que lo dejaron como el mejor jugador de los Thunder en el apartado defensivo.

El ala-pívot hispano congoleño Serge Ibaka, que disputó 22 minutos, no pudo darle mucha ayuda en el juego bajo los aros al anotar cinco tanto, capturar cinco rebotes y poner dos tapones.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.