Otros deportes

publicidad
29 de julio de 2012 • 13:47

El húngaro Szilagyi consigue el oro olímpico en sable

El húngaro Szilagyi se proclamó campeón olímpico de sable al derrotar en la final al italiano Diego Occhiuzzi por 15 toques a 8, este domingo en los Juegos Olímpicos de Londres.

El ruso Nikolay Kovalev completó el podio en la segunda jornada de esgrima en estos Juegos, colgándose la medalla de bronce superando al rumano Rares Dumitrescu (15-10).

La victoria de Szilagyi culmina una prueba donde triunfaron los 'outsiders', ya que el húngaro es uno de los estandartes de la nueva generación (22 años), mientras que los principales favoritos fueron eliminados muy pronto.

Szilagyi controló a la perfección, con una salida en la final en tromba, que le colocó pronto 7 a 0. Ochiuzzi, visiblemente cansado físicamente y que ya había tenido que gastar muchas fuerzas para cerrar su semifinal, nunca pareció poder poner en peligro el oro de su rival.

Hungría responde así a la larga tradición de campeones olímpicos de sable, a la que Szilagyi regala un decimotercer título.

El equipo italiano de esgrima, que ya había conseguido un triplete histórico el sábado en el florete femenino, continúa con su suma de metales gracias a Occhiuzzi, de 31 años.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.