Otros deportes

publicidad
24 de septiembre de 2013 • 08:20

Samaranch: "Es muy duro que se le pida al COI que actúe para cambiar una ley"

 

Juan Antonio Samaranch ha dicho hoy que comparte la preocupación por la ley contra la propaganda homosexual aprobada en Rusia, país que organizará en febrero los Juegos de Invierno en Sochi, pero ha asegurado que no se le puede pedir al COI que intervenga para cambiar la legislación de un país.

"La Carta Olímpica está contra todo tipo de discriminación, y eso incluye sin duda la orientación sexual. Comprendo y comparto que la comunidad gay pueda estar preocupada, pero es muy duro que se nos pida al COI que actuemos para modificar las leyes de un país", ha asegurado Samaranch a Efe.

"Si accedemos a un boicot o a utilizar a los atletas para intentar cambiar las leyes, hemos matado los Juegos Olímpicos", ha añadido, tras recordar también las protestas previas a los Juegos de Pekín 2008.

"En unos países son las leyes contra los homosexuales, en otros la pena de muerte, en otros el maltrato a los animales... el abanico es infinito y los Juegos no podrían disputarse casi en ninguna parte", ha comentado.

Samaranch ha dicho que el COI hará "lo posible y lo imposible por tener las garantías del gobierno ruso de que esa ley no tendrá efecto en los Juegos Olímpicos, pero", ha añadido, "no nos corresponde en el COI ir más allá".

La ley, aprobada el pasado mes de junio, prohíbe la "propaganda" que apoye orientaciones sexuales "no tradicionales" y amenaza con fuertes multas a quien "promueva" la homosexualidad entre menores de edad.

Aunque distintos colectivos han llamado a boicotear los Juegos, las autoridades de la UE y algunos gobiernos, como el británico, han expresado su preocupación pero han descartado el veto a Sochi 2014.

"Nuestra obligación en el COI", ha destacado Samaranch, "es defender como fieras a los atletas de toda utilización política y ofrecer los Juegos como motivo de fiesta y de alegría".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.