publicidad
17 de junio de 2012 • 23:16

Spoelstra reconoce que el Heat tuvo malos números, pero mucha entrega

 

Erick Spoelstra, técnico del Miami Heat que venció la noche del domingo a Oklahoma City en el tercer partido de la final de la NBA, reconoció que su equipo tuvo una pésima puntería en tiros de campo, pero la compensó con gran entrega e inteligencia para hacer grandes jugadas.

El Heat encestó 28 de sus 37 tiros de campo para un 37,8% de efectividad, pero gracias a sus talentosos Tres Reyes -LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh- logró derrotar 91-85 al Thunder, para tomar ventaja de 2-1 en la serie por la disputa del título.

"Es cierto que disparamos para poco más del 30% por ciento, pero jugamos duro y encontramos la forma de ganar, ese es el mérito de este equipo", declaró Spoelstra.

El entrenador explicó que otros dos factores que marcaron diferencia fueron la buena efectividad en los tiros libres (31 de 35) y el dominio en los rebotes (45 a 38).

"Fue un juego muy largo, y hemos sido capaces de hacer las jugadas suficientes para ganar. No tuvimos regularidad en todo el camino, pero aquí en Miami nos gustan estas victorias, porque se trata de victorias arenosas que hablan mucho del carácter del equipo", aseguró Spoesltra.

El pasado año, el técnico del Heat fracasó en llevar al equipo a su segundo título de la NBA, tras caer en la final contra Dallas Mavericks. Spolestra asegura que la experiencia de ese derrumbe le ha servido de mucho al equipo.

"No estamos jugando como el pasado año. Nuestros chicos entienden que se trata de una serie larga, y están resueltos a ganar de diferentes maneras", aseguró.

Miami y Oklahoma City volverán a medirse el martes, en la Américan Airlane del Heat, en el cuarto partido de esta serie al mejor de siete juegos.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.