publicidad
04 de marzo de 2012 • 18:34 • actualizado el 04 de marzo de 2012 a las 20:48

Gran éxito en el primer entrenamiento para promesas del surf

Diez surfers peruanos entre los 11 y 15 años pasaron una semana intensiva de entrenamientos en las playas del norte.
Foto: Red Bull
 
Durante el primer Red Bull North Camp, diez surfers entre los 11 y 15 años pasaron una semana intensiva de entrenamientos en las playas del norte del Perú guiados por cuatro “coaches” de lujo. Esta experiencia busca desarrollar las habilidades de los futuros campeones de tabla y buscar potenciales nacionales que podrían participar en un Performance Camp Internacional en Costa Rica el próximo mes de mayo, junto a tablistas de todo el continente.
 
Las playas Lobitos y Cabo Blanco, ubicadas en el norte del país fueron sede del primer Red Bull North Camp, que se realizó del 27 de febrero al 3 de marzo de 2012. Durante cinco días el campeón internacional de surf Gabriel Villarán; el reconocido tablista peruano Javier Swayne; el 'coach' de la selección nacional Gabriel Aramburú; y el preparador físico Renato Quezada, se encargaron de entrenar en táctica, estrategia, técnica y condición física a 8 chicos y 2 chicas de distintas partes del país.
 
Los invitados fueron elegidos por los entrenadores basándose en sus resultados y potencial. Así Gabriel Vargas (Campeón Nacional Sub 12), Alonso Ruíz, Lucca Saldivar (Campeón Nacional Sub 14), Alonso Correa, Tomás Tudela, Adrián García, Lucas Garrido-Lecca, Franco Vidal, Leilani Aguirre y Vania Torres, se enrumbaron hacia el Norte del país, a las paradisiacas playas cercanas a Máncora, que presentan las condiciones perfectas para este tipo de entrenamiento.
 
Todos los asistentes al Red Bull North Camp se hospedaron en la casa de Red Bull, una mansión norteña ubicada frente a la playa 'Las Pocitas' con todos los juguetes y comodidades necesarias para pasar un buen momento. Eso si, sin acceso a celulares o video juegos, porque la idea de esta semana fue confraternizar, y no pegarse a la tecnología, como suele ocurrir con los adolescentes hoy en día.
 
El régimen diario fue implacable para inculcar disciplina en los tablistas, muchos de los cuales participaban por primera vez en un entrenamiento de este tipo. El desayuno a las 6 a.m. incluyó proteínas y carbohidratos, y fue seguido de un riguroso calentamiento comandado por el preparador físico de la selección nacional de surf, Renato Quezada.
 
Como técnica principal de entrenamiento se utilizó el sistema de video análisis. Éste consiste en filmar a los deportistas mientras surfean, para inmediatamente revisar el video en conjunto con sus entrenadores y recibir retroalimentación de lo que están haciendo bien y lo que hacen mal. “El hecho de explicarles la teoría, enseñarles el video y mandarlos de nuevo al agua genera que muestren un progreso inmediato,” cuenta Gabriel Aramburú, entrenador principal del Camp.
 
"Salíamos del agua y nos daban diferentes consejos, como que nos agachemos más en las maniobras, que usemos los brazos para impulsarlos o que nos paremos más rápido en la tabla." Comentó Vania Torres, participante del Red Bull North Camp.
 
Además se utilizó la simulación de heats competitivos, para que los jóvenes atletas surfeen bajo presión, como ocurre en la vida real.
 
Otra técnica de última generación para entrenamiento de tablistas fue el 'Aerial Surfing' (surf aéreo). Esto se debe a que en los últimos años se ha visto una 'mutación' en el surfing, en el que las maniobras aéreas son cada vez más importantes. Para seguir esa línea todas las tardes, los participantes tuvieron una sesión de entrenamiento en el 'saltarín' o cama elástica, que permite practicar las maniobras aéreas de manera segura y precisa y luego replicar lo hecho en el agua. Además el último día tuvieron la experiencia de hacer 'Tow in', en el que son impulsados hacia la ola con un jetski y así logran tener más fuerza para practicar maniobras aéreas sin cansarse tanto.
 
Para sorpresa de los entrenadores la mejora en el surf de los chicos fue abismal, sobre todo si se compara el día 1 con el día 5. “Son como esponjas. El hecho de estar pendientes y tener una retroalimentación personalizada permitió que los chicos progresen mucho en estos cinco días. Si tuviésemos un camp así de manera itinerante sería genial,” comentó Gabriel Villarán, quien fue el creador de este concepto.
 
Uno de los más sorprendidos fue el surfista profesional Diego Naranjo. El coach del Red Bull Surfing para América Latina vino desde Costa Rica para revisar este campamento y detectar talentos para un próximo entrenamiento internacional que tendrá lugar en su país en mayo. "Estoy muy impresionado con el talento que vi en estos días. Está claro que se está siguiendo el legado que ha dejado Gabriel Villarán, Sofía Mulanovich y Cristóbal De Col. Éste es el momento, durante la formación, en que hay que entrenarlos y cuidarlos para que sean los próximos Campeones Mundiales."
 
El Red Bull North Camp es parte de una iniciativa que se lleva a cabo hace diez años para poder formar a los próximos campeones y es la primera vez que se realiza en el Perú.
Terra